Saltar al contenido
Viajar a Marruecos

15 días por Marruecos

12/31/2018
Merzouga - Ruta 15 dias por Marruecos

Una ruta de 15 días por Marruecos en coche puede convertirse en una aventura difícil de olvidar. El país marroquí es uno de los lugares más agradecidos del mundo, capaz de regalarte algunas de esas fotografías que se quedan grabadas en nuestra cabeza de manera permanente.

Arena, mar, naturaleza, artesanía y diversión… ¿estás preparado? Marruecos te está esperando, ¡llénate de frescura!

Día 1: Tánger

Tanger en tu circuito por Marruecos de 15 dias

Si partes de España, llegar a Tánger es tan fácil como coger uno de los Ferrys que salen varias veces al día desde Algeciras o Tarifa. Ambos trayectos se cubren aproximadamente entre hora y hora y media, según cual sea el punto de partida.

En caso de que ya estés en Marruecos no te resultará complicado llegar a Tánger. Esta ciudad es uno de los principales motores económicos del país y uno de los puntos de entrada a Marruecos. Al viajar en coche particular o en taxi, verás que el trayecto a Tánger está perfectamente señalizado para llegar a esta ciudad sin problemas.

Si no quieres conducir tu propio coche, puedes alquilar uno una vez llegues a tu destino. En cualquier caso, hacer una buena ruta en coche por Marruecos es una de esas experiencias que todo el mundo tendría que vivir.

Bienvenido a Tánger. Las primeras horas en la ciudad puede que te resulten un poco agobiantes… Tu relájate y disfruta. El viaje comienza.

Día 2: Tánger

Tánger está situada en la zona norte de Marruecos. Enseguida notarás que es una de las principales puertas de acceso a este país. Multiculturalidad, turismo y aglomeraciones son algunas de las principales circunstancias que encontrarás mientras dure tu estancia en la ciudad marroquí.

No puedes hacer una ruta de 15 dias por Marruecos sin visitar el norte de Marruecos

Tras haber descansado del primer día de viaje, te recomiendo que vayas directamente a la Medina. Allí podrás sumergirte en el Tánger de verdad. Verás pequeños zocos que se reparten a lo largo de múltiples callejuelas, así como comercios locales, artesanía y lugares gastronómicos a cada paso que des dentro de ese laberíntico lugar.

No dejes de visitar la Plaza del 9 de Abril, el lugar en el que comienza la vida de Tánger. Una gran plaza que sirve como nexo de unión entre la parte más antigua y la más moderna de la ciudad. Las vistas, las terrazas y el gran ambiente que desprende invitan a sentarse y otear la vida de Tánger desde la distancia. Toda una experiencia que te marcará para el resto del viaje.

El segundo de los puntos de interés al que deberías acudir es la Gran Mezquita, construida en el año 1684. Su arquitectura y su historia bien merecen una visita.

Si quieres saber más sobre Tánger haz click aquí.

Día 3: Tánger – Essaouira

Más de 700 kilómetros separan a Tánger de tu nuevo destino: Essaouira. Es importante saber que la calidad del trayecto que separa a estas dos ciudades no es la misma a la que estás acostumbrado a ver en tu país de origen, especialmente si resides en Europa.

El estado de las carreteras de Marruecos no es todo lo bueno que debería ser. Sin embargo, tiene una parte muy positiva. Al ser un trayecto costero, podrás admirar unos paisajes que no encontrarás en ninguna otra parte del mundo.

Mi recomendación es que madrugues todo lo que puedas para realizar este largo trayecto.

Es importante que lo tomes con tranquilidad y disfrutes del paisaje que a lo largo de este recorrido te regala el país.

Día 4: Essaouira

Hay otros destinos en Marruecos que no puedes dejar escapar

Tras el largo viaje, es momento de disfrutar de una de las ciudades con más encanto de todo Marruecos. Essaouira es una pequeña ciudad en la que el pescado fresco, el clima y el aspecto que respiran sus calles hacen de ella un tranquilo lugar en el que seguir conociendo el país marroquí. La imagen de Essaouira es muy diferente a la de Tánger. Te recomiendo que no la juzgues a primera vista y le des una oportunidad a la ciudad. Terminará encantándote. Bajo su aspecto de ciudad derruida, existe un lugar repleto de encanto.

La ciudad antigua es uno de los principales puntos de interés. Verás casas desconchadas de un color blanco predominante. Este es uno de mis lugares preferidos. Aquí entenderás a la perfección lo que es y lo que significa Marruecos. Herencia, artesanía y tradición en un barrio con un alma que no volverás a encontrar.

La Plaza Mulay el Hassan es el lugar perfecto para sentarte a tomar un café o un té. Aquí podrás disfrutar de un descanso oteando la muralla que te rodea. Es una sensación privilegiada en un lugar que todavía no ha sido conquistado por el turismo.

Puedes aprovechar la tarde para acercarte al puerto, uno de los principales atractivos de lugar. Encontrarás una gran variedad de pescado fresco recién traído desde el mar. Acostúmbrate al regateo que tienes que hacer mientras escoges en qué puesto decides comer. Toda una negociación que te hará disfrutar del que probablemente sea uno de los mejores pescados que has comido nunca.

Día 5: Essaouira

Essaouira, como he comentado antes, es uno de mis lugares favoritos del país. Por ello he decidido que sea una de las mejores ciudades de todas las que vas a visitar, y bien merece dedicarle un día extra.

Tras haber disfrutado de uno de los mejores pescados del mundo relación calidad precio, puedes ir a visitar a los comerciantes locales en la zona que rodea la Rue du Skala.

Aquí encontrarás prácticamente de todo. Y a unos precios que nada tienen que ver con Europa. La artesanía es una de las mejores que podrás encontrar en todo Marruecos y bien merece la pena llevarse algo de recuerdo antes de seguir con el viaje.

La zona de la Skala du Port es característica por la fortificación. Es el detalle emblemático de la ciudad. Un lugar en el que podrás observar toda la ciudad y disfrutar de unas vistas inigualables.

Lo cierto es que en ese lugar te sentirás más pequeño que nunca, observando el mundo desde una perspectiva con la que nunca antes te habrás topado.

No te vayas de Essaouira sin haber presenciado una puesta de sol desde sus playas. Ésta será una de las instantáneas que quedarán guardadas en tu mente para el resto de tu vida.

Si quieres saber más sobre Essaouira haz click aquí.

Día 6: Essaouira – Marrakech

Introduce Marrakech en tu ruta por Marruecos

Cuando ya está a punto de cumplirse una semana de viaje, es momento de ir a la ciudad más occidental de Marruecos. A casi cuatro horas de ruta en coche por Marruecos podrás llegar a Marrakech, uno de los lugares más bulliciosos de todo este país.

Si antes decía que Tánger es una de las puertas de entrada al país, Marrakech es, probablemente, la segunda. Se ha convertido en uno de los motores económicos del país. También es uno de los lugares más importantes a nivel cultural. La ciudad desprende un halo de multiculturalidad que la da un aspecto muy divertido.

Tómate el primer día para visitar la parte antigua de la ciudad. Marrakech es una ciudad en las que el tiempo no importa. Disfruta de cada una de las experiencias que la ciudad te ofrecer. Piérdete por la ciudad o visita su gran zoco, lugares en los que merece la pena estar el tiempo que necesites, sin mirar el reloj.

Día 7: Marrakech

Visita Marrakech durante tu estancia por Marruecos de 15 diasConocida por sus múltiples zocos, es uno de los destinos más populares entre los turistas europeos. Te recomiendo que comiences tu visita a la ciudad en la Djemaa el Fna, la plaza más famosa de todo Marrakech. Seguramente acabes volviendo varias veces a lo largo del día, pues es el sitio desde el que confluyen prácticamente todas las calles.

A nivel de arquitectura, te recomiendo que visites el Palacio Dar Si Said. En su interior encontrarás una exposición de arte marroquí y en su exterior podrás observar la arquitectura marroquí en todo su esplendor. Sin lugar a duda, uno de los puntos más visitados de la ciudad por su extraordinaria belleza.

Otro de los lugares con más encanto es la Kashba de Marrakech, un recinto militar repleto de fortificaciones. Merecería la pena hacer una ruta de las Kashba de Marruecos, porque sus características hacen de estos edificios algo único.

Sin embargo, no todo es andar. Relájate tomando un característico té en la Djemaa el Fna. Allí podrás ver la velocidad que a la que se mueve la ciudad, mientras tú estás descansando en uno de los lugares más emblemáticos del mundo.

Si quieres saber más sobre Marrakech haz click aquí.

Día 8: Marrakech – Agadir

Es momento de emprender el viaje que te llevará a Agadir, tu próximo destino. Un total de unas cinco horas por una carretera en no muy buen estado, que puede hacerte demasiado pesado el viaje.

Mi recomendación es que emprendas el viaje cuanto antes, para poder aprovechar al menos la última parte de la tarde en la ciudad. Agadir es una ciudad que respira tranquilidad. Uno de los lugares que están teniendo un mayor crecimiento en el país y en el que podrás disfrutar de un ambiente muy relajado antes de que comience a llenarse de turistas.

Aprovecha sus largas playas para pasar la tarde relajado en ellas. Un paisaje digno de admirar, en el que vale la pena pasar unas cuantas horas contemplándolo, antes de ir al hotel a descansar y afrontar el segundo día en la ciudad.

Día 9: Agadir

Agadir en tu ruta de quince dia por Marruecos

En Agadir harás una pausa en tu viaje, aprovechando la calidad que desprende la ciudad. Y es que tu estancia aquí hará que te olvides de que estás en Marruecos. No encontrarás las características Medinas del país ni verás la característica arquitectura marroquí. Parecerá que te has ido muy lejos… estando a apenas una hora de algunas de las ciudades más importantes de Marruecos.

Te recomiendo que comiences el día visitando la Kasbah, siguiendo así la ruta de las Kashba que hemos comenzado con Marrakech. En las primeras horas de sol, su enclave estratégico hace que puedas ver paisajes que pensabas que no existían fuera de las películas. Desde una altura de más de 230 metros, es un lugar único en todo Marruecos.

Así como con el resto de ciudades te he recomendado que visites primeramente la parte antigua, en Agadir merece la pena romper esta rutina y pasar el día paseando por la parte más moderna. Encontrarás desde tiendas de lujo hasta restaurantes de primera calidad. La Avenida Hassan II se va a convertir en una de tus favoritas de todo Marruecos, un lugar único. Pasea por sus calles, disfruta de la rica gastronomía y tómate un té o un café. El lugar perfecto para el descanso.

Día 10: Agadir

Gracias al buen clima que disfruta la ciudad, con sol durante más de 300 días al año, una buena idea sería iniciar el día en la playa. Relájate sobre la fina arena de una de las más famosas playas de Marruecos: la playa de Agadir.

Agadir - circuito de 15 dias por Marruecos

Allí disfrutarás de buenas vistas, deporte y hasta sitios para tomar algo. El enclave perfecto para pasar toda la mañana en ella.

Por la tarde podrás pasear por el puerto, muy parecido al de alguna de las principales ciudades del mundo. Tiendas, restaurantes y oferta hotelera en un lugar perfecto.

Sin embargo, no pierdas la perspectiva. Pese a que no lo parezca, sigues en Marruecos. Dedica un tiempo a visitar algunas de sus principales Mezquitas. La de Mohamed V te dejará sin palabras. También la de Loubnane, de aspecto limpio y cuidado.

La jornada en Agadir está próxima a llegar a su fin, pero no permitas acabar tu visita sin acudir al zoco… Toda una experiencia.

Si quieres saber más sobre Agadir haz click aquí.

Día 11: Agadir – Ouarzazate

Te costará algo más de cinco horas abandonar la costa de Agadir y llegar por carretera a Ouarzazate El interior de Marruecos es una de las zonas más bonitas que puede regalarte el país, por lo que bien merece la pena afrontar esta distancia.

Situado a los pies del Atlas, Ouarzazate será un cambio total de perspectiva, especialmente si vienes desde Agadir. Una ciudad en la que verás la imagen del desierto desde el primer momento. Conocida como el Hollywood de África, aquí se han rodado algunas películas tales como Juego de Tronos y Star Wars.

Declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 1987, te recomiendo que pases la tarde contemplando su maravillosa arquitectura. La arcilla, la arena y el agua te transportarán a un tiempo pasado lleno de encanto.

Día 12: Ouarzazate

Ouarzazate - Viaje a Marruecos durante 15 dias

El desierto está muy próximo y eso se nota nada más comenzar el día. Las temperaturas extremas serán normales si no escoges la época más propicia para visitar la ciudad, por lo que deberás de estar preparado para disfrutar de Ouarzazate sin importar las condiciones climáticas que encuentres. Más que visitar la ciudad en sí, te recomiendo que exprimas al máximo el viaje empapándote de la cultura y el ambiente que aquí se respira. Te sentirás como si estuvieras en otro mundo.

Dedica el día a visitar la ciudad fortificada del Ksat Ait Benhaddou. Te puede resultar algo conocido porque, aunque no lo hayas visitado nunca, ha sido el escenario de miles de películas. Se encuentra a unos 30 kilómetros de la ciudad, pero merece la pena  invertir algo más de 40 minutos en coche para recorrer este trayecto.

Por la tarde podrás estar de vuelta y disfrutar de algunas de sus tiendas tradicionales y otros locales característicos del lugar. Como te comentaba, no es una ciudad en la que hacer turismo como tal. Más bien merece la pena descubrir los contrastes que el lugar te ofrece y disfrutar de ellos.

Si quieres saber más sobre Ouarzazate haz click aquí.

Día 13: Ouarzazate – Merzouga

El viaje desde Ouarzazate a Merzouga suele durar aproximadamente 5 horas. Algo más de 350 kilómetros en los que, kilómetro a kilómetro, irás viendo como te adentras en el desierto profundo de Marruecos.

La ruta de 15 días en coche por Marruecos está llegando a su fin, pero todavía queda la que, para mí, es la visita más especial: el desierto de Marruecos.

Pese a que su nombre popular es Merzouga, realmente la zona se llama Erg Chebbi y es el lugar más famoso de todo el país. Ya que seguramente llegues por la tarde, puede ser un buen momento para dejar tus cosas en tu alojamiento, que espero que haya sido una Jaima si quieres que tu experiencia sea total, y realizar tu primera aventura por el desierto.

Si te gustan las motos, hay empresas que las alquilan y hacen excursiones por las dunas del desierto. Recorrer las dunas del desierto en moto es una experiencia que nunca vas a olvidar. Te recomiendo encarecidamente que lo hagas. Prepara tu adrenalina.

Día 14: Merzouga

Durante tu primera jornada completa en el desierto, supongo que te habrás dado cuenta que pocas cosas se pueden hacer aquí que no sea disfrutar de las experiencias que las empresas del lugar te pueden ofrecer. Así que relájate y decídete entre algunas de las múltiples actividades que puedes disfrutar en este lugar.

Por la mañana es un buen momento para poder pasear y disfrutar del paisaje sobre un dromedario. Verás que allí se pueden contratar al momento, aunque lo que te recomiendo, por seguridad, es que lleves la excursión organizada desde tu lugar de origen. Recorrerás los kilómetros de este espectacular paisaje sobre un dromedario, y te sentirás como uno más del lugar.

Merzouga significa desierto en Marruecos, no puedes dejarlo fuera para tu ruta de 15 dias por Marruecos

Por la tarde podrás elegir una actividad increíble que te hará liberar más adrenalina. Me refiero al llamado sandboarding: navegar por encima de las dunas montado en un 4×4. ¡Surfear por encima de la arena! Es una de las actividades más solicitada por los turistas.

El desierto de Marruecos es un lugar único. Relájate y piensa en lo que es la inmensidad. Es uno de los lugares que nunca vas a olvidar.  Una experiencia que, por su naturaleza, todo el mundo tendría que vivir al menos una vez en la vida.

Si quieres saber más sobre Merzouga haz click aquí.

Día 15: Merzouga – Tánger

Tradicionalmente, el último día de cada viaje es uno de los que peor se suelen recordar. Este puede ser también el caso en este viaje, dada la distancia del recorrido entre el punto inicial y el final.

Para regresar de nuevo a Tánger por una carretera interior, tendrás que recorrer unos 800 kilómetros, lo cual te supondrá más de 10 horas de viaje.

Aprovecha este tiempo para recordar algunas de las preciosas fotografías que el país marroquí te ha regalado a lo largo de los 15 días de estancia en él. Un país donde tienes la sensación de que todo puede ocurrir. Es un lugar mágico, lleno de belleza, que se encuentra inmerso en un crecimiento sin precedentes.

Anímate y disfruta de Marruecos, ¡el lugar del que no querrás volver!

Circuito recomendado

También te puede interesar:

>> Ruta de 3 días

>> Ruta de 7 días

>> Ruta de 9 días

Colabora conmigo por favor y déjame tu voto si te ha gustado y un pequeño comentario.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar