Saltar al contenido
Viajar a Marruecos

Cuscus

11/06/2018

Si existe en Marruecos una comida que defina a la perfección la gastronomía marroquí ésta es, sin duda alguna, el Cuscús. Uno de los platos preferidos tanto para los habitantes del país marroquí como para los millones de turistas que visitan el país cada año. Y es que, por lo saludable, su sabor y su facilidad de preparación hacen de él un auténtico icono de Marruecos.

Cuscús con verduras, carne y legumbres son los tres ingredientes principales que suelen acompañarlo. Pero, aunque sea un plato característico de Marruecos, no te preocupes, te vamos a enseñar cómo cocinar Cuscús en casa sin necesidad de visitar al país vecino.

¿Cuántos tipos de este plato hay?

El plato más famoso y típico de Marruecos es el CuscúsUno de los principales beneficios que hacen del Cuscús un plato tan popular es la cantidad de opciones que tenemos para cocinarlo. Y es que al tener una base tan moldeable y versátil, el único límite en su cocción lo pondrá nuestra imaginación.

Así, podremos encontrar Cuscús con carne, pesado, pollo o verduras, entre otros muchos ingredientes. Siendo el Cuscús de pollo el más característico de la gastronomía marroquí.

A continuación, te vamos a enseñar cómo cocinar un auténtico Cuscús marroquí sin salir de casa.

 ¿Cómo se hace el Cuscús?

Ingredientes necesarios

  • Un kilo y medio de pollo troceado
  • Dos cebollas
  • Dos tomates
  • Medio kilo de zanahorias
  • Un cuarto de kilo de calabacín
  • Medio kilo de calabaza
  • Un cuarto de kilo de nabo
  • Medio kilo de habas
  • Col tierna
  • Perejil
  • Jengibre
  • Una cucharada de cúrcuma
  • Una cucharada de pimentón
  • Sal
  • Un kilo de sémola
  • Agua

Preparación

¿cómo se prepara el plato del Cuscús?Con la cazuela como punto de partida, verteremos sobre ella el pollo y lo rociaremos de aceite de oliva, con el fin de que quede bien jugoso. Añadiremos las cebollas y las diversas especias y las removeremos junto con el pollo, hasta darle el máximo sabor posible. Todo ello con un fuego muy lento, que permita que todos los ingredientes vayan cocinándose y dejando todo su sabor en la cazuela y el resto de ingredientes.

Una vez tengamos los ingredientes principales bien mezclados, es momento de poner a hervir el agua. Unos dos litros de agua en los que, una vez empiece a hervir, podremos añadir todas las verduras, que previamente hemos cortado, y el resto de ingredientes que hemos enumerado. Todo ello hará de nuestro plato uno de los más sabrosos que vamos a probar nunca. Podremos dejarlos cocinándose unos 20 minutos, que aprovecháremos para preparar la sémola.

Un bol aparte será necesario para comenzar a trabajar sobre ella, en la que gracias al aceite de oliva y el trabajo de nuestras manos, conseguiremos una masa bien hidratada, con la forma y densidad correctas para poder verterla sobre el recipiente en el que previamente estábamos trabajando.

Veinte minutos de cocción a fuego lento serán necesarios para que nuestro Cuscús este listo para servir entre nuestros comensales.

¿Cómo se sirve el Cuscús?

Cuando hayamos terminado de cocinar el Cuscús seguramente nos demos cuenta de la gran cantidad de comida que tenemos, pues entre el caldo y la comida en sí, tendremos varias raciones a repartir.

Mi consejo es que no sirvas todo de golpe, especialmente el caldo, y que únicamente añadas un poquito de caldo a cada plato, recogiendo el restante de la cazuela en otro recipiente para dejarlo encima de la mesa y que cada comensal vaya cogiendo y sirviéndose a su gusto.

El Cuscús es una de esas recetas que siempre nos hará quedar bien.

 

Colabora conmigo por favor y déjame tu voto si te ha gustado y un pequeño comentario.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar